Thursday, October 18, 2012

La Cueva del Diablo



Esta es una de las tantas leyendas que existen en torno al Cerro de Chulco, y lo relataré tal como me fue contado.

Se dice que aproximadamente a la mitad del S. XX ya se hablaban de los hechos sobrenaturales en el Cerro de Chulco, especialmente de la famosa Cueva del Diablo, y fue justo ahí donde –según cuenta la historia- una persona de 35 años de adentro en las fauces obscuras de dicha cueva, cuando finalmente salió y volvió a ver la luz del sol, su reloj indicaba que habían pasado escasamente dos horas, sin embargo, la realidad es que ya habían transcurrido poco más de 10 años.

Cuando regresó a su hogar, tal fue su sorpresa que halló a sus hijos ya mayores, ¡efectivamente los años habían pasado!.

Aquella persona víctima del tiempo ambiguo de la Cueva del Diablo, ¡perdió la voz!, como maldición que busca no ser contada en espera de más víctimas, incluso muchos aseguraron que el protagonista de esta horrenda historia lo olvidó todo por completo, sin embargo los contemporáneos que supieron de los hechos han mantenido viva esta historia generación tras generación, aún aquellos que tuvieron un lazo afectivo o familiar con aquel señor que vivió tal afectación.

La realidad de todo, es que desde aquellos años, nadie se ha atrevido a entrar a tan temida cueva que en su nombre porta a tan terrible ser, ¡quizá sea la entrada al mismísimo infierno!, quizá la puerta a otra dimensión, nadie lo sabe y tal vez … nunca lo sabremos...

Publicada por: Apan.blogia
Mpio. de Apan Hgo.
Leyenda enviada por Toño Veloz
Edición: Omar González